Frustración infantil y deporte: ¿qué podemos aprender?

Frustración infantil y deporte: ¿qué podemos aprender?

“¡Mamá, no quiero seguir jugando al fútbol!”. “No me sale nada y mis compañeros me dicen que tengo la pierna de madera”. “Sufro mucho y me pongo nervioso”. “No me gusta el fútbol y no quiero que me lleves más”.

Ante frases como estas los padres nos quedamos perplejos. Nuestros hijos, que deseaban apuntarse a su deporte favorito, que se emocionaban y no dormían la noche anterior al partido, de repente, pasan del amor al odio. ¿Por qué? Por frustración.

Artículo completo aquí.

About the Author

Comments are closed.