¿En qué te podemos ayudar?

pensar-para-sumar

Pensar para sumar

Aprender un “idioma motivador, intenso, con garra, orientado a la tarea, focalizado en lo que tienes que hacer y en lo que depende de ti”. Son muchas las ocasiones durante la competición en la que hablas contigo mismo y tienes que aprender cómo hacerlo. Porque no sirve todo, ni hacerlo de cualquier manera.

eliminar-la-duda

Eliminar la duda, el miedo y las emociones que restan

Has entrenado bien, te has esforzado, estás física y técnicamente preparado, ¿la duda te va a dejar en el camino? Aprender a gestionar tus emociones es fundamental porque donde hay deporte hay emoción.

gestionar-ansiedad

Gestionar adecuadamente los niveles de ansiedad, presión y tensión competitiva

Todos tenemos un nivel de activación con el que rendimos al máximo. Si lo sobrepasas, aumenta la probabilidad de cometer más errores. Si compites excesivamente relajado, no darás todo lo que llevas dentro. Hay que aprender a buscar para encontrar tu equilibrio.

Disfrutar y fusionarte con tu ejecución, entrenamiento y competición

Existe una relación directa entre el nivel de disfrute y tu eficacia. Cuanto más fluyas en tu deporte, menos pendiente estarás del resultado que tienes que alcanzar.

Potenciar el foco

Solo somos capaces de atender una cosa a la vez. ¿Si no deseas que algo ocurra, por qué piensas en ello? Te enseñamos a focalizar toda tu atención en lo que tú decidas que es importante. Lo demás son estímulos que te sacan de la competición, del partido y de tu estado de concentración. Por lo tanto te alejan de tus retos.

Visualizar, imaginar, y relajar

Podemos enseñarte técnicas para potenciar tu concentración, perfección tu ejecución o prepararte mentalmente para el momento. A través de los estados de sugestión, relajación e imaginación temática, el cerebro y el cuerpo se preparan para que, llegado el momento de competir y ejecutar, puedas representar lo que has visualizado. Existe una continuidad entre la manera de representar un movimiento en el cerebro y la forma de realizarlo. Si la representación del movimiento en el cerebro es exacta y acertada, la ejecución del mismo será, así mismo, exacta y acertada.

Estar presente

Un deportista solo tiene una oportunidad para hacer lo que tiene que hacer, y esa oportunidad está en el presente. Quedarse dando vueltas a errores del pasado, errores en el mismo partido o preocuparse por lo que queda por conseguir, impide que la mente esté al cien por cien en la única tarea que pueda atender: la que está ocurriendo aquí y ahora.

Confianza y seguridad

¿Dónde está tu valor, cuáles son tus fortalezas, en qué eres brillante, qué eres capaz de volver a repetir? No conocer tus capacidades, puede hacer que dejes el resultado a la suerte y que no muestres todo lo que sabes hacer en la competición. Te da seguridad la imagen que tienes de ti mismo, la manera en que tienes de relacionarte contigo mismo, lo que te comunican y comunicas tú a los compañeros, la gestión de la crítica y cómo manejas tus fracasos.

Responsabilizarte de tus éxitos y fracasos

Muchos son los deportistas que después de una competición no analizan por qué ganaron, o por que perdieron. La adecuada atribución de éxito y fracaso permitirá intervenir en lo que depende de ti y sí controlas para potenciar o corregir lo que ayuda a ser exitoso.

Tolerancia a la frustración

No se trata de aceptar la derrota, porque todos queremos ganar y lo queremos siempre. Pero la derrota forma parte OBLIGATORIAMENTE del juego y de la competición. La manera de reaccionar ante el fracaso puede determinar y condicionar la siguiente victoria. Los errores son una fuente de aprendizaje, si te dedicas a rumiarlos y sentirte culpable sin sacar una lectura positiva y constructiva, minará tu autoestima y confianza.

Estar motivado

Auto-motivado. Tu estado anímico, tus ganas de competir, tu deseo de alcanzarlo todo no puede depender de la persona que entrena contigo o de otras variables. Tienes que ser capaz insuflarte fuerza y coraje, garra e ilusión sin que nadie tenga que darte un empujón.

Terapia del jódete

No hay más. Hay veces que la racha no está a tu favor, que piensas que la suerte te ha abandonado, que no tienes ganas y que has perdido la motivación, y aun así tienes que cumplir con tu responsabilidad. ¿Por qué? Porque eres un profesional.

hogan outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet nike tn pas cher pjs pas cher pjs pas cher pjs pas cher pjs pas cher pjs pas cher pandora outlet pandora outlet pandora outlet pandora outlet pandora outlet sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet